Saltar al contenido

Chimeneas eléctricas empotradas

Las chimeneas eléctricas empotradas tienen un aspecto de mayor calidad y robustez porque no sobresalen de la pared, dando aspecto de acabado de obra. Hay muchas opciones de chimeneas empotradas sin marco: este es uno de los modelos mas populares por su estética limpia. Las chimeneas eléctricas sin marco son una hermosa alternativa a las chimeneas de gas tradicionales.

Instalar una chimenea empotrada es un poco más complicado que una chimenea de pared. Deberás construir un nicho donde insertarla. Necesitarás tener algunas habilidades de albañilería para eso si quieres hacerlo tu mismo, aunque créenos que el resultado final merecerá la pena.

Siempre recomendamos contratar a un profesional para que te ayude a instalar una chimenea empotrada.

Chimeneas eléctricas empotradas de 3 lados

Existe una categoría especial de chimeneas empotradas, las chimeneas eléctricas de 3 lados, que son realmente espectaculares.

Estas chimeneas eléctricas son elegantes y muy modernas y tienen la peculiaridad de poder ver las llamas desde los tres lados porque tres de sus caras están a la vista y son de vidrio.

Las diferentes opciones de instalación te permiten flexibilidad en su instalación pudiendo hacerlo a dos caras eligiendo solo uno de los lados a exponer, dos de ellos, o que tres lados queden a la vista.

Puedes empotrarlas completamente en la pared y aún disfrutar de llamas mucho más profundas y realistas en comparación con otras chimeneas eléctricas.

Que potencia necesitaremos?

Elegiremos la potencia de la chimenea eléctrica según su ubicación. Si se trata de una chimenea eléctrica empotrada, tenemos que tener en cuenta que con 1kW calentamos 10 m². de este modo, si la superficie media de nuestra estancia es de 15 m², elegiremos una chimenea eléctrica de 1500 W.

No debemos sobrevalorar su capacidad de calefacción, las chimeneas eléctricas son ante todo decorativas y solo deben considerarse como sistema de calefacción complementario.